La Felicidad organizacional y las competencias del líder consciente.

Potenciar la felicidad organizacional en las empresas es importante para:

  1. Conseguir una mejor gestión de los recursos humanos focalizada a desarrollar una visión estratégica del comportamiento organizacional.
  2. Que cada persona sea cual sea su nivel de jerarquía tenga la oportunidad de experimentar sus fortalezas y de trabajar en equipo hacia un mismo objetivo.
  3. Descubrir y experimentar, (a parte de la satisfacción sobre la planificación y los resultados), la felicidad de proporcionar diferencias y experiencias positivas para otras personas.
  4. Obtener mejores resultados, más creatividad, motivación y focalización constructiva.
  5. Dejar una vía de expresión para el pensamiento disruptivo como acto creativo e innovador.

Características de estas empresas:

Los profesionales pueden focalizarse en el trabajo sin temor a ser penalizados por los errores, sino que por el contrario son motivados para superarlos.
Sus líderes les motivan para la competición colaborativa, el trabajo en equipo, y la innovación, para transformar “lo que es posible” en realidades.
Motivan al compromiso, la visión y la misión de la organización.
Posibilitan circunstancias generadoras de felicidad (actividades que tienen en cuenta las necesidades de sus empleados, concursos, participaciones grupales en proyectos que tienen un sentido para ellos, ofrecen workshops, facilitan la conciliación familiar, disponen en sus infraestructuras de espacios adecuados para la creatividad, etc.) que contribuyen a la gestión emocional, la comunicación eficaz, el respeto y los valores.
Se facilita que los profesionales puedan cuestionarse abiertamente si son felices en el trabajo que eligieron, las verdaderas razones qué los llevó a trabajar allí, qué cambios consideran que podrían mejorar su bienestar y satisfacción profesional dentro de la empresa.
Todos estos factores generan respeto, fidelidad, compromiso en la visión y misión de la organización, así como un sentido de pertenencia que generan una sinergia con los valores de la organización.

Cada vez son más los estudios que demuestran que factores como más dinero y más horas de trabajo, no van a la par respecto a más productividad, calidad o excelencia.
Una cuestión primordial dentro de la cultura de las empresas es el de identificar qué factores contribuyen a un profesional a ser feliz en una organización.
La felicidad en las organizaciones no solo ha venido para quedarse, sino que aquellas organizaciones que no la tengan como uno de sus pilares más importantes, estarán abocadas a la extinción.